Hereditaria, progresiva y crónica

La hipofosfatemia ligada al cromosoma X (X-linked hypophosphatemia, XLH) se caracteriza por una hipofosfatemia crónica debido al aumento de la actividad del factor de crecimiento fibroblástico 23 (fibroblast growth factor 23, FGF23)1,10.

La XLH produce reblandecimiento de los huesos, lo cual se llama raquitismo y osteomalacia

La XLH ocasiona una mineralización deficiente de los huesos, lo cual provoca raquitismo y osteomalacia, las fuentes de los síntomas progresivos y constitutivos que llevan a tener defectos óseos, disfunción muscular y anomalías dentales1-5.

La XLH afecta a niños y a adultos

La XLH afecta la salud ósea, muscular y dental de niños y adultos en sus vidas cotidianas6-8.

La XLH es hereditaria

La XLH es hereditaria dentro de las familias, pero aproximadamente del 20 % al 30 % de los casos pueden surgir espontáneamente.9 Consulte sobre los antecedentes familiares del paciente para hacer un diagnóstico preciso.

Los pacientes y los proveedores de atención médica también pueden conocer a la XLH por los siguientes nombres:

  • Raquitismo hipofosfatémico ligado al cromosoma X1,2
  • Raquitismo hipofosfatémico hereditario3
  • Raquitismo hipofosfatémico familiar1
  • Raquitismo resistente a la vitamina D (VDRR)1
  • Osteomalacia resistente a la vitamina D4
  • Raquitismo ligado al cromosoma X resistente a la vitamina D1
  • Raquitismo hipofosfatémico1
  • Raquitismo hipofosfatémico resistente a la vitamina D (HPDR)1
  • Raquitismo ligado al cromosoma X (XLR)1
  • Raquitismo genético5
  • Hipofosfatemia familiar5

En la homeostasis normal, el FGF23 es una hormona proteica producida principalmente por los osteocitos en los huesos para regular los niveles de fosfato sérico10-12.

En la XLH, existe un aumento en el FGF23 producido en los huesos

En la XLH, hay un aumento de la actividad del FGF23, lo cual lleva a una hipofosfatemia crónica11,13

En la XLH, el fósforo se elimina por los riñones

Un aumento en la actividad del FGF23 disminuye la reabsorción renal del fosfato, lo cual aumenta la excreción de fosfato por vías urinarias y disminuye la producción de calcitriol11,13

En la XLH, el intestino delgado no produce suficiente vitamina D

Los niveles disminuidos de calcitriol reducen la absorción intestinal del fosfato11,13

Una mayor actividad del FGF23 hace que la hipofosfatemia crónica se manifieste como raquitismo y osteomalacia, las fuentes de los síntomas constitutivos de la XLH1,13-15.

paciente pediátrico

Las consecuencias de la XLH en los niños incluyen retraso del crecimiento, dolor, deformidades en las piernas y disminución de la funcionalidad física

paciente adulto

Las consecuencias de la XLH en los adultos incluyen fracturas, rigidez, dolor y disminución de la funcionalidad física

Referencias:

1. Ruppe MD. X-linked hypophosphatemia. En: Pagon RA, Adam MP, Ardinger HH, et al, eds. GeneReviews®. Seattle, WA; 1993. 2. X-linked hypophosphatemia. Sitio web del Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras (Genetic and Rare Diseases Information Center, GARD). https://rarediseases.info.nih.gov/diseases/12943/x-linked-hypophosphatemia. Consulta: 26 de septiembre de 2017. 3. Hereditary hypophosphatemic rickets. Sitio web de Genetics Home Reference. https://ghr.nlm.nih.gov/condition/hereditary-hypophosphatemic-rickets. Consulta: 27 de septiembre de 2017. 4. Wang M, Cao X, Cao B. Hypophosphatemic vitamin D-resistant osteomalacia: a case report. Exp Ther Med. 2013;6(3):791-795.5. ¿Qué es la XLH? Sitio web de XLH Network. https://www.xlhnetwork.org/what-is-xlh/. Modificado por última vez el 13 de agosto de 2017. Consulta: 27 de septiembre de 2017. 6. Whyte MP, Schranck FW, Armamento-Villareal R. X-linked hypophosphatemia: a search for gender, race, anticipation, or parent of origin effects on disease expression in children. J Clin Endocrinol Metab. 1996;81(11):4075-4080. 7. Linglart A, Dvorak-Ewell M, Marshall A, et al. Impaired mobility and pain significantly impact the quality of life of children with X-linked hypophosphatemia [abstract]. Bone Abstracts. 2015;4:P198. 8. Skrinar A, Marshall A, Javier San Martin M, et al. X-linked hypophosphatemia (XLH) impairs skeletal health outcomes and physical function in affected adults. Ensayo presentado en: Endocrine Society 97th Annual Meeting; March 5-8, 2015; San Diego, CA.9. Gaucher C, Walrant-Debray O, Nguyen TM, et al. PHEX analysis in 118 pedigrees reveals new genetic clues in hypophosphatemic rickets. Hum Genet. 2009;125(4):401-411. doi:10.1007/s00439-009-0631-z. 10. Schiavi SC. Fibroblast growth factor 23: the making of a hormone. Kidney Int. 2006;69(3):425-427. 11. Martin A, Quarles LD. Evidence for FGF23 involvement in a bone-kidney axis regulating bone mineralization and systemic phosphate and vitamin D homeostasis. Adv Exp Med Biol. 2012;728:65-83. 12. Ferrari SL, Bonjour JP, Rizzoli R. Fibroblast growth factor-23 relationship to dietary phosphate and renal phosphate handling in healthy young men. J Clin Endocrinol Metab. 2005;90(3):1519-1524. 13. Carpenter TO, Imel EA, Holm IA, et al. A clinician’s guide to X-linked hypophosphatemia. J Bone Miner Res. 2011;26(7):1381-1388. 14. Linglart A, Biosse-Duplan M, Briot K, et al. Therapeutic management of hypophosphatemic rickets from infancy to adulthood. Endocr Connect. 2014;3(1):R13-30. 15. Datos en archivo. Ultragenyx Pharmaceutical.